El Sastre Impecable

PRENSA El sastre impecable

21 de enero de 2020

Comparte

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

UNA TRAYECTORIA CREATIVA INTENSA QUE AHORA SE RATIFICA CON UN NEGOCIO PROPIO. ASÍ ES LA SASTRERÍA FERNÁNDEZ PRATS.

SIEMPRE SE HA DICHO QUE LA DISTINCIÓN está en los detalles. De ello sabe, y mucho, Joaquín Fernández Prats, un fiel exponente de esa nueva generación de sastres que no solo conocen el oficio, sino que están llamados a hacer de él una exaltación de los valores que convierten a cada prenda en un ejercicio único.
Aunque el sastre se hace, Fernández Prats vivió muy de cerca el mundo de la costura desde niño, y eso también es importante para entender el presente y sobre todo el futuro de este emprendedor. A la formación sartorial inicial en El Corte Inglés, le siguió su crecimiento y consolidación creativa en Langa.

Un periplo que ahora le permite iniciar en solitario –acompañado de dos inversores– su proyecto vital con la Sastrería Fernández Prats (Calle de los Hermanos Pinzón, 4. Madrid).

Un espacio que responde a la perfección a su estilo tan personal como exquisito, y no solo por la decoración de las instalaciones (dicho sea de paso, proyectadas desde un estudio de decoración italiano), simplemente impecable. Si no también porque en Sastrería Fernández Prats hay todo un repertorio de tejidos y complementos para satisfacer una clientela marcada por la distinción y por su aprecio de la calidad. Nivel y exigencia son claves para entender a los clientes, pero también la voluntad del sastre. Los mejores lanificios con los productos de mayor calidad
en una oferta de tejidos en los que se puede identificar una amplia tipología de clientes. Ese es otro de los secretos que maneja Fernández Prats; con la misma precisión que toma medidas, ha atesorado un conocimiento de un mercado al alza que atrapa también a nuevas generaciones. Una prenda a medida transmite la esencia máxima de la elegancia y es un valor que perdura en el tiempo. Si a eso se le une una corbata Marinella o unos zapatos de Crockett & Jones –dos de las marcas destacadas en su oferta–, el resultado será la perfección.
Lo que sí está claro es que todo tiene su orden y su espacio. Dividido en dos plantas, en la superior se muestra el repertorio de ideas tanto en tejidos como en complementos, así como ropa de sport muy seleccionada y que puede ayudar a redondear el vestidor del gentleman. Y hablando de vestidor, la solución aportada al probador principal es llamativa, pues está perfectamente integrado en ese recorrido sartorial que finaliza en un salón en el que rematar con la conversación reposada el ritual sartorial de este local con detalles marcados por un estilo clásico contemporáneo. Tal y como ocurría antes; y si quedaba alguna duda, es lo que también se reproduce en la planta inferior. Además de un segundo vestidor, se entra en las entrañas de la confección: en el taller. Un 360 completo ideado por un sastre que no defrauda y que, como es ley, también ofrece una camisería de nivel. Hay que buscar la perfección y eso es lo que se respira en Sastrería Fernández Prats.

TEXTO: RICARDO BALBONTÍN

PRENSA El sastre impecable
El sastre impecable

Comparte

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar